27 abril, 2023

El maridaje perfecto. Vinos y Torta del Casar

El vino y el queso son alimentos milenarios que forman parte de la cultura de muchos países y que, en España, que puede presumir de ser una potencia mundial por su número y variedad, son considerados por sus adeptos casi una religión.

La combinación de ambos puede ser una auténtica experiencia. Por ello, hoy os dejamos varios maridajes que son ideales para conseguir la armonía definitiva entre distintos vinos y la Torta del Casar. Bien es cierto que, habiendo miles, será mucho mejor si son extremeños, así que nos decantaremos por los vinos tintos y blancos acogidos a la D.O. Ribera del Guadiana.

Tintos: Para que no gane la sensación del queso por goleada, debemos apostar por tintos crianza o jóvenes.

Los vinos de crianza tienen un envejecimiento mínimo de 24 meses, de los cuales al menos 6 habrán permanecido en barrica de roble. Son vinos muy ricos en boca y muy fáciles de beber y entender.

Por su parte, los vinos jóvenes tienen un menor tiempo de envejecimiento en barrica, entre 3 y 6 meses. Se trata de vinos equilibrados y ligeramente afrutados, con el aroma y sabor propio de la madera.

Prueba a disfrutar de una copa de estos vinos con la Torta del Casar. Comprobarás cómo los tintos con algo de barrica, sin ser muy potentes, combinan exquisitamente.

Blancos: La Torta del Casar se complementa a la perfección con vinos blancos jóvenes o con poca crianza. Este tipo de caldos tienen aromas finos, elegantes notas afrutadas y toques florales. En boca suelen ser frescos, persistentes y tienen buena acidez

Es importante destacar que los vinos blancos muy dulces no maridan bien con la Torta del Casar, ya que el característico sabor de nuestro queso y su ligero amargor, hacen que destaque sobre ellos, perdiendo así el equilibrio de ambos sabores en boca.

Fuera de la D.O. Ribera del Guadiana, aunque sin abandonar nuestra tierra, encontramos otros vinos singulares, los Cavas D.O. elaborados en Almendralejo, desconocidos para muchos, pero que tienen sugerentes espumosos que vale la pena disfrutar. Gracias a su alta acidez y su punto carbónico, los Cavas combinan a la perfección con la Torta del Casar, ofreciendo un efecto de limpieza del paladar en cada sorbo.

La Torta del Casar funciona de maravilla con la agilidad de las burbujas, especialmente con las variedades Brut o Brut Nature. La buena acidez del Cava Brut consigue que la pequeña cantidad de azúcar que contiene sea poco perceptible, de ahí que se convierta en un gran aliado incluso para un queso como la Torta del Casar, en el que el amargor es una nota predominante. Aunque es el Cava Brut Nature, el cava en estado puro, sin azúcar añadido, limpio, brillante y de entrada fresca, el compañero perfecto para combinar con una Torta del Casar.

También fuera de Extremadura podemos encontrar grandes referencias, pero esta vez queremos terminar con los Vinos de Jerez. Singulares como la Torta del Casar, resultan perfectos para combinar con nuestro queso, especialmente los Amontillados y Olorosos, secos y potentes, así como los Cream y Pale Cream, aterciopelados y con un elegante y equilibrado dulzor. Una opción verdaderamente sofisticada para sorprender a los invitados.

27 abril, 2023

El maridaje perfecto. Vinos y Torta del Casar

El vino y el queso son alimentos milenarios que forman parte de la cultura de muchos países y que, en España, que puede presumir de ser una potencia mundial por su número y variedad, son considerados por sus adeptos casi una religión.

La combinación de ambos puede ser una auténtica experiencia. Por ello, hoy os dejamos varios maridajes que son ideales para conseguir la armonía definitiva entre distintos vinos y la Torta del Casar. Bien es cierto que, habiendo miles, será mucho mejor si son extremeños, así que nos decantaremos por los vinos tintos y blancos acogidos a la D.O. Ribera del Guadiana.

Tintos: Para que no gane la sensación del queso por goleada, debemos apostar por tintos crianza o jóvenes.

Los vinos de crianza tienen un envejecimiento mínimo de 24 meses, de los cuales al menos 6 habrán permanecido en barrica de roble. Son vinos muy ricos en boca y muy fáciles de beber y entender.

Por su parte, los vinos jóvenes tienen un menor tiempo de envejecimiento en barrica, entre 3 y 6 meses. Se trata de vinos equilibrados y ligeramente afrutados, con el aroma y sabor propio de la madera.

Prueba a disfrutar de una copa de estos vinos con la Torta del Casar. Comprobarás cómo los tintos con algo de barrica, sin ser muy potentes, combinan exquisitamente.

Blancos: La Torta del Casar se complementa a la perfección con vinos blancos jóvenes o con poca crianza. Este tipo de caldos tienen aromas finos, elegantes notas afrutadas y toques florales. En boca suelen ser frescos, persistentes y tienen buena acidez

Es importante destacar que los vinos blancos muy dulces no maridan bien con la Torta del Casar, ya que el característico sabor de nuestro queso y su ligero amargor, hacen que destaque sobre ellos, perdiendo así el equilibrio de ambos sabores en boca.

Fuera de la D.O. Ribera del Guadiana, aunque sin abandonar nuestra tierra, encontramos otros vinos singulares, los Cavas D.O. elaborados en Almendralejo, desconocidos para muchos, pero que tienen sugerentes espumosos que vale la pena disfrutar. Gracias a su alta acidez y su punto carbónico, los Cavas combinan a la perfección con la Torta del Casar, ofreciendo un efecto de limpieza del paladar en cada sorbo.

La Torta del Casar funciona de maravilla con la agilidad de las burbujas, especialmente con las variedades Brut o Brut Nature. La buena acidez del Cava Brut consigue que la pequeña cantidad de azúcar que contiene sea poco perceptible, de ahí que se convierta en un gran aliado incluso para un queso como la Torta del Casar, en el que el amargor es una nota predominante. Aunque es el Cava Brut Nature, el cava en estado puro, sin azúcar añadido, limpio, brillante y de entrada fresca, el compañero perfecto para combinar con una Torta del Casar.

También fuera de Extremadura podemos encontrar grandes referencias, pero esta vez queremos terminar con los Vinos de Jerez. Singulares como la Torta del Casar, resultan perfectos para combinar con nuestro queso, especialmente los Amontillados y Olorosos, secos y potentes, así como los Cream y Pale Cream, aterciopelados y con un elegante y equilibrado dulzor. Una opción verdaderamente sofisticada para sorprender a los invitados.

Compártelo »

Otras publicaciones